Tratar fotografías antiguas de paisajes para la red

Muchas veces tenemos fotografías antiguas de paisajes en papel que queremos compartir en la red con amigos o grupos, o en redes sociales. El problema es que esas fotografías suelen estar bastante ajadas, el papel puede tener ligeras manchas, la calidad se ha ido perdiendo y queremos mejorar ligeramente la foto sin perder la calidad de “foto antigua”

Lo primero es digitalizar la fotografía, como mínimo a 300 ppp, aunque yo recomiendo los 600 ppp porque luego podremos trabajar mejor. El archivo digitalizado se guarda como TIF (formato sin comprimir, que permitirá recuperar toda la información).

Lo segundo es trabajar una copia de ese archivo de imagen TIF (o TIFF), otro TIF si se puede, o un PNG o un JPEG.  Por ejemplo, esto sería un original en formato PNG. Está torcida y tiene poco contraste y mucha granulación

foto antigua original en png

Lo que tendremos que hacer  es quitar la manchas, eliminar parte del granulado, mejorar el contraste y la claridad de la foto, y aumentar la definición.  Además enderezar la imagen y recortar lo que no interese. Es muy importante trabajar con una copia del archivo digital. Es decir si tenemos una foto ya digitalizada que se llama, por ejemplo, foto1.tif hay que duplicarla, en el escritorio por ejemplo, como foto2.  Si el programa de imagen que vamos a utilizar no admite archivos TIF la foto2 se guardará como archivo PNG o JPEG. Así la foto1. TIF siempre quedará a resguardo de posibles meteduras de pata con el tratamiento de imagen, algo que ocurre con frecuencia. Pero un buen programa de imagen debe poder trabajar con TIF

Con suerte, o con dinero, es posible que tengamos Adobe Photoshop. Pero si no lo tenemos podemos utilizar otros buenos programas de imagen gratuitos. El mejor es GIMP, aunque al igual que Photoshop es algo complicado si no se está acostumbrado a trabajar con programas de imagen. Hay otras posibilidades más sencillas y gratuitas: Si tenemos Windows podemos utilizar  Paint.net, o podemos utilizar XnView. Para Mac podemos utilizar Photoscape. Otro software conocido es PaintshopPro que es de pago pero bastante más barato y más sencillo que Photoshop. Picassa no nos valdrá para esto que queremos hacer. En cualquier caso, este el proceso una vez digitalizada la imagen y con la copia de ese archivo hay que hacer estos pasos.

1)   Abrirla con el editor de imágenes  y reducir el ruido.  Es una opción que suele estar en herramientas o en filtros. Pero sólo hay que eliminarlo muy ligeramente porque el ruido, sin entrar en muchos detalles, tiene que ver con la cantidad de puntos por pulgada que tiene la imagen y si la eliminación del ruido es muy alta nos quedamos con una imagen que no dice nada.  Este es un ejemplo de reducción de ruido mal hecho en el que se ha perdido mucha información de imagen:

ejemplo-quitar-ruido-de imagen

2)   Si la imagen tiene muchas manchas pequeñitas o rayaduras es posible mejorarla si disponemos de una herramienta llamada “eliminar polvo y rayaduras”. Y lo mismo que antes, es conveniente utilizarla con mucha precaución, o a veces ni utilizarla porque perderemos mucha nitidez e información de la imagen

3)   Una vez limpiada la imagen hay que aumentar el contraste y la definición de la imagen, incluso puede resultar bien el resaltar ligeramente los bordes de las formas (pero sólo muy ligeramente). Y  podemos ajustar más el color, y el blanco y negro. Así la imagen quedará más nítida.  Para enderezarla utilizaremos la herramienta de edición y rotar la imagen.  Luego utilizaremos la herramienta recortar para dejar sólo el cuadro que nos interese, eliminado bordes inútiles. El resultado final puede ser algo así:

puente

5)   Por último, si queremos darle un toque más antiguo a una foto en blanco y negro podremos añadirle un filtro sepia.  Yo prefiero mantener el resultado final lo más cercano posible al original, pero reconozco que el filtro sepia les da un toque de principios de siglo que puede resultar de interés en algunos casos. El filtro sepia está en herramientas, en filtros fotográficos, o en edición

foto con filtro sepia

Una vez que tenemos la fotografía arreglada, hay que subirla a la red. Para ello tenemos que hacer un archivo que pese poco y que guarde calidad incluso estando comprimido. Para ello lo mejor es guardarlo como archivo PNG, o bien como JPEG si queremos que pese muy poco. Desde luego un TIFF es útil para conservación de imágenes, pero no para la difusión en la red.

This entry was posted in Fotografía digital, Paisajes and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *